Archivo | marzo, 2017

Lampedusa

28 Mar

20170327_110917

El príncipe de Lampedusa, Giuseppe Tomasi (Palermo, 1896-1957), murió sin ver publicada su única novela, El gatopardo. No fue hasta un año después de su muerte cuando Giorgio Bassani peleó por editarla en Feltrinelli, después de leerla por recomendación de Elena Croce, alcanzando la categoría de superventas. Este éxito  póstumo e inesperado permitió al príncipe palermitano no sufrir en vida la esclavitud de la fama.  Sigue leyendo

Grotesca, chupada, negra, y para colmo estrecha

22 Mar
20170224_153823

Diego Lara fotografiado por Javier Campano en 1985. Imagen capturada de un catálogo.

Acaba de publicarse en Ediciones La Bahía/This side up una recopilación de textos sobre Diego Lara (Madrid, 1946-1990). Para los que no se sientan familiarizados con su nombre o su obra, Diego fue diseñador gráfico de profesión, y pintor y poeta para solo unos pocos. Añadiremos que vivió muy lejos del estrépito de la vida pública y, por tanto, de una imagen distorsionada, quizá eso fue lo que le mantuvo tan cerca del arte dotándole de una elegancia moral poco común. 

Sigue leyendo

The Velvet Underground

13 Mar

warhol Sigue leyendo

Veo una voz*

8 Mar

e17b8f7f4eebc08a695f8cb694d608f9                                                               

Mi ojo dice, mi lengua contempla, / mi oído habla y mi mano presta atención.                                      Ibn al-Farid.

Retirado en la paz de estos desiertos
con pocos, pero doctos libros juntos,
vivo en conversación con los difuntos,
y escucho con mis ojos a los muertos.                                                                                                               Primeros versos de Desde la torre de Francisco de Quevedo.

Sigue leyendo

Normativas para subir o bajar una escalera

1 Mar

20150905_161800

Las escaleras son un fetiche para escritores, cineastas o pintores. Todos ellos han creado situaciones e imágenes inolvidables en y con ellas, por no hablar de los arquitectos y su eterna fijación con la sucesión de escalones. Generalmente son lugares propicios para el tropiezo y la pérdida del equilibrio, por lo que la inestabilidad y el peligro son la esencia de su inagotable atractivo.

Sigue leyendo

A %d blogueros les gusta esto: