Archivo | diciembre, 2013

Truman Capote tallado a mano

30 Dic
capote bb

T.C. desafiando al mundo con su mirada.

Era un personaje de los que suele decirse que es mejor tenerlo como amigo, porque de enemigo… Tenía la lengua más envenenada de Nueva York, su reiterada presencia en los juzgados lo demuestra, especialmente en los viscerales enfrentamientos con su enemigo íntimo Gore Vidal. También se vanagloriaba de estar enganchado al alcohol, a todo tipo de fármacos y narcóticos excitantes o relajantes: “Soy un drogadicto, soy un homosexual, soy un genio”.

Germán Copini

26 Dic

GCPasará algún tiempo antes de que podamos volver a “esbozar una sonrisa blanca y pura”.

http://www.youtube.com/watch?v=y_JRTCTZEMo#t=129

Coetzee

14 Dic
El-premio-Nobel-de-Literatura-J-M-Coetzee-

JM Coetzee fotografiado por Gtres.

Por Desgracia conocí a Coetzee, fue el primer libro que leí de él en 2000, después llegué a la mayoría de su obra entre novelas y ensayos. Llevo años intentando expresar lo que me sugiere pero me paralizo en cuanto comienzo a discernirlo. Siempre que recomiendo sus libros no sé que decir, sólo que leerle abstrae de todo lo demás, pero este premio lleva incorporado el castigo de sumergirnos en la desesperación y el dolor que produce participar de las vidas que narra. Sus novelas son de una dureza extrema y es imposible plantearse la idea de leerle por placer, pues el único que ofrece -y realmente no es poco- es el de unos textos de soberbia claridad y transparencia. Pero las historias que cuenta Coetzee obligan a callar, no se puede hacer otra cosa cuando se está ante “el horror, el horror”.

Coleccionar y mostrar

10 Dic

f_61440355-0e861ba4

“Todo coleccionista es potencialmente (si no de hecho) un ladrón”. Susan Sontag.

En francés coleccionista se dice amateur: amador. Para aquellos que tienen tiempo libre y algún criterio, coleccionar es archivar cosas de cierto valor. Los coleccionistas-amadores son potentes archiveros, seres portadores de una patología cuyos síntomas abarcan el asesinato, el robo con alevosía, la posesión desmesurada (a veces monotemática), el estricto orden seriado de los objetos coleccionados, la obsesión más enfermiza y el no mirarse en gastos ni esfuerzos cuando se trata de satisfacer el deseo compulsivo de poseer. 

Sigue leyendo

A %d blogueros les gusta esto: