Un Grand Tour norteamericano

9 Jun

La expresión Grand Tour cobró significado a partir del XVIII para nombrar los viajes de formación que los aristócratas y universitarios británicos realizaban para impregnarse de la sabiduría de occidente. En general, tenían como destino las grandes capitales europeas y especialmente Grecia e Italia, sus ciudades, pinacotecas, los lugares que fueron hitos a lo largo de la historia y los recién descubiertos en excavaciones arqueológicas. Como era de esperar, España estaba marginada de los itinerarios establecidos por la alta cultura europea de entonces. Un error muy común.

Un posible Grand Tour del siglo XXI nos haría cambiar de continente y llevarnos a tres estados de USA: Texas, Nuevo México y Utah. Empezamos por Houston, Texas, donde se encuentra De Menil Collection distribuida en un complejo de edificios (nº1 en el mapa). Entre ellos destaca el Twombly Pavilion, uno de los artistas preferidos de los De Menil. Pero si hay un hito en esta colección es la Capilla Rohtko (foto inferior), un lugar donde contemplar los murales del pintor de origen ruso. El número 2 en el mapa señala Marfa, el pueblo tejano que da cobijo a la Fundación Donald Judd. Aquí, sobrecogido por el paisaje del desierto, se vino a vivir Judd dejando Nueva York atrás. En varios espacios exponen sus más significativos proyectos arquitectónicos y artísticos, además de su biblioteca de 10.000 volúmenes. (Nota al pie).

Cambiamos de estado. Nuevo México ofrece tres lugares muy sugerentes, en Quemado está The Lightning Field de Walter de Maria, marcado con el número 3 y fotografiado abajo. Son 400 pararrayos alineados en una gigantesca cuadrícula y nivelados a la misma altura. Una obra que puede ofrecer una visión alucinante si las condiciones atmosféricas lo permiten, es necesario una noche de gran aparato eléctrico para verla como la concibió de Maria.

Los números 4 y 5 del mapa sitúan a Santa Fe y Abiquiu. En estas dos ciudades están los museos dedicados a Georgia O´Keeffe, otra artista que abandonó la agitación cultural de la gran ciudad para sustituirla por la austeridad del desierto. En una secuencia de Breaking Bad, Jesse le pregunta a su novia Jane qué le apetece hacer y ella le propone ir a Santa Fe a ver el museo de O´Keeffe, así me enteré de su existencia.

Por último, nos dirigimos hasta Utah para ver una de las intervenciones más elocuentes y espectaculares de Land Art en Estados Unidos (nº 6 en el mapa). Se trata de la legendaria Spiral Jetty de Robert Smithson a orillas del Gran lago salado que fue realizada en 1970 con grandes movimientos de tierra (foto inferior). Con el paso del tiempo ha devenido en su mejor obra y, también, la más conocida. Félix de Azúa en Volver la mirada escribe “para él (Smithson) la espiral estaba relacionada con la espiral que los astrónomos sitúan en el origen del universo. Pero, además, los indios de la zona creían que el lago escondía un remolino sumergido que comunicaba con el océano Pacífico…”. No ha nada más sugerente que un soplo de romanticismo para terminar este Grand Tour norteamericano.

Nota del 11 de junio de 2021: La Fundación Donald Judd ha sufrido un incendio devastador en estos días. El hijo de Judd ha declarado que se restaurará exactamente tal como era.

2 comentarios para “Un Grand Tour norteamericano”

  1. iago lópez junio 10, 2021 a 2:22 am #

    Qué buenas recomendaciones! Las pongo en la lista junto a Palm springs y LA. Muchas gracias

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: