La caída de Babel

14 Feb

90a80d5918992d6bbe1ac677039065c6

“Cada persona, retirada dentro de sí misma, se comporta como si fuese un extraño al destino de los demás. Sus hijos y sus buenos amigos constituyen para él la totalidad de la especie humana. En cuanto a las relaciones con sus conciudadanos, puede mezclarse entre ellos, pero no los ve; los toca, pero no los siente; él existe solamente en sí mismo y para él solo. Y si en estos términos queda en su mente algún sentido de familia, ya no persiste ningún sentido de sociedad”.  Alexis de Tocqueville. 

La manera en que se ha evolucionado nuestro entorno vital ha resultado ser muy diferente a lo que se concibió en los comienzos del urbanismo. Las relaciones sociales han cambiado exponencialmente, los ciudadanos pueden mantener comunicación diaria con alguien a miles de kilómetros de distancia y, al mismo tiempo, no conocer ni hablar con sus vecinos. 

Los centros de las ciudades ha acabado convirtiéndose en escaparates de innumerables comercios, la mayoría de ellos innecesarios. Por tanto, comienzan a ser lugares para ser visitados y no en los que vivir; han sido tomados por el turismo, evolucionan con él, y sus habitantes, expulsados de sus casas por el ruido, la suciedad o el precio de los alquileres, han comenzado a trasladarse a los suburbios.

20180121_113705 EN BAJA

Puerta al Duomo de la Galería Vittorio Emanuele, Milán.

La expansión y actual configuración de la ciudad, en la era tecnológica y del tráfico rodado, vislumbra un acabamiento y, a la par, el comienzo de algo que ya ha recibido muchos nombres: exploding metropolis, megalópolis, exópolis, ciudad región, ciudad informacional, etcétera.

mexicocity

Méjico DF.

Para compensar la ilimitada ampliación de los espacios en los que desarrollamos la vida en común, surgen “calvas” demográficas, millares de pueblos se abandonan y sus habitantes emprenden el éxodo a las ciudades. Y ahora, en esas aldeas y pueblos prácticamente deshabitados malviven en minoría vecinos, casi todos gente mayor, a los que aludiendo a la distancia, a las deterioradas o inexistentes comunicaciones y a la baja densidad poblacional, se les niegan los servicios del Estado y han pasado a ser ciudadanos de clase B. ¿Qué hacer ante la caída de Babel?

Nota del 20 de septiembre de 2018.

En este interesante post de Eduardo Blanco Oliva se profundiza aun más en este asunto: https://eblancooliva.com/2018/09/20/10-anos-de-pruebas-2008-2018-capitalismo-3-0/#like-95418

El-alamin-pueblo-abandonado

El Alamín, Madrid.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: