Cómo robar libros (y no ser pillado)

13 Jul

20160503_212551

Automatic Books es una pequeña editorial veneciana que publica libros de artista, leves ediciones hechas con pasión, estilo y en dosis homeopáticas, apenas cien ejemplares por cada edición. En diciembre de 2013 sacaron a la luz, también en versión bilingüe española/danesa, el método de agenciarse libros sin pagar por ellos. Un libro escrito por el artista David Horvitz y basado en la experiencia de PB y MV, según anuncia en el prólogo.

Horvitz nació y reside en Los Ángeles, realiza performances, vídeos, fotografías y mail-art. Se considera influido por el legendario Bas Jan Ader que desapareció atravesando el Atlántico en algún punto impreciso entre Massachusetts e Irlanda (un performer del que deberíamos hablar algún día en este blog). Horvitz realizó una brevísima pieza visual en homenaje al artista holandés: Rarely Seen Bas Jan Ader Film que puede verse en: vimeo.com/9555025. Otra obra que no podéis dejar de ver es Public Sex Acts, un PDF en el que a través de fotografías indaga sobre las experiencias sexuales de los objetos en la vía pública, asunto que sin duda sería del mayor interés para el conde de Lautréamont y para el poeta Ferrer Lerín.

maxresdefault

Horvitz intercambiando la respiración con una planta. Clickeando la foto podéis ver esta performance.

Algunas de las sugerencias de Horvitz para robar libros rozan una poética candidez y otras parecen sendos homenajes a Dadá o, como dice Miguel Albero, al 1, 2, 3 Responda otra vez. Y precisamente por eso hay momentos en los que este libro recuerda a Pomelo (1964) de Yoko Ono, una obra emparentada directamente con el movimiento Fluxus. Porque también,  el trabajo de Horvitz permite pensar en su conexión con esta facción de las vanguardias neoyorquinas.

20160713_081337

Edición española de Pomelo de 2006.

En cualquier caso nos encontramos ante otra demostración de que el arte puede ocupar las exiguas páginas de un pequeño libro, en este caso uno en el que se explica cómo robar otros. De las ochenta formas que nos propone Horvitz, esta es una de las más sugestivas: “Suelta un jabalí en la tienda. Aprovecha el alboroto para salir con el libro”.

David Horvitz: www.davidhorvitz.com

Automatic Books. www.automaticbooks.org

 

Anuncios

6 comentarios to “Cómo robar libros (y no ser pillado)”

  1. joseluis817 julio 13, 2016 a 10:28 am #

    En los 60 había una librería en Bilbao donde cualquier joven seguidor de Marx, Engels o algún francés de entonces, acudía a ejecutar la acción revolucionaria de llevarse un libro mini de la colección “Que sais-je?” sin pagar. La enorme librería estaba atendida por una viejecita entrañable que permanecía sentada en su silla en una esquina. Al esconder el libro bajo la chaqueta, nos daba tanta vergüenza, que antes de salir le comprábamos todo lo que pudiéramos permitirnos. Éramos feroces lobeznos por entonces (años después los lobeznos perdieron su vergüenza).

    Le gusta a 1 persona

    • luisoj julio 13, 2016 a 11:18 am #

      Gracias al hurto ilustrado conocí a Rimbaud, Baudelaire, Pessoa…

      Me gusta

  2. Miguel Albero julio 28, 2016 a 1:51 am #

    Muy bueno Luis, cito este libro en mi próximo libro que se llama Roba este libro, introducción a la bibliocleptomanía. El que más me gusta es el de ponerse los libros en los zapatos a modo de zancos, luego hay algunos que parecen ya las respuestas del un dos tres, entrar con un toro en la librería y robar aprovechando la confusión, entrar con un buey…. Y así ad nauseam. Abrazos ya desde Honduras

    Me gusta

    • luisoj julio 28, 2016 a 7:59 am #

      Cuando vimos el libro nos acordamos de ti, del conde Libri y de Abbie Hoffman. Estamos atentos a tu próxima publicación.

      Me gusta

  3. MiltonPhipps noviembre 28, 2016 a 8:29 pm #

    Siempre puedes aprovechar un cambio radical de vida y de paso llevarte el mundo por delante, lo que ya incluye un par de libros de más. Las instrucciones para el robo son pocas y fáciles porque requieren el no tener que pensárselo demasiado. Primero hay que tener la cabeza como un torbellino por haber tomado la decisión de abandonarlo todo y empezar desde cero. Después se acerca uno a la biblioteca de su barrio, centro cultural y/o centro de estudios y saca a modo de préstamo los libros en cuestión. Tres días después, con un teléfono en el fondo de un pantano, una nota escueta a tu madre asegurándola que la llamarás en una semana, y con los ojos rojos de poco dormir y mucho llorar, sacas de tu mochila las ediciones de Everyman Library de 1984 junto con los Ensayos de Orwell. La azafata te ofrece algo de beber mientras quitas pegatinas. El sol entra por la ventanilla ovalada.

    Le gusta a 1 persona

  4. luisoj noviembre 28, 2016 a 8:32 pm #

    Siempre puedes aprovechar un cambio en tu vida.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: