El arte expandido al límite

6 Jul

20160628_091233

“En la cultura occidental, el arte es el único terreno en que la desviación de la norma puede encontrar reconocimiento”. Lo excéntrico o lo extravagante es desde hace un siglo un grado de distinción tanto para el artista como para la obra, y así es en gran medida el arte que se hace ahora: excéntrico, extravagante y, cuando no, lleno de ocurrencias o abiertamente banal. 

Traducido por Alfredo Taberna y editado por Casimiro Libros, desde hace unos meses puede leerse El arte expandido de Mario Perniola, libro que ayuda a entender eso que tantos han señalado como acabamiento del arte. La Bienal de Venecia de 2013, comisariada por Massimiliano Gioni, el comisario más joven de su historia, y la última de 2015 que dirigió Okwui Enwezor, el primer comisario negro que ha tenido hasta ahora, son básicamente las referencias a las que recurre el profesor italiano para analizar sus contenidos y trasladarlos a la actualidad artística, comprendida por artistas y comisarios estrella, museos públicos y privados entregados al arte/espectáculo, subasteros tramposos, coleccionistas inversores, galerías internacionales que funcionan con malas artes y la casi ausente, cuando no inexistente, crítica especializada.

Venezia-20130627-00066

Palacio Enciclopédico de Marino Auriti, Bienal de 2013. Un personaje “totalmente ajeno al campo artístico que nunca hubiese imaginado que alcanzaría su reconocimiento como artista”. El hecho de haber sido elegido por el comisario Gioni le ha convertido en artista y a su maqueta en arte. Auriti, sin embargo, la patentó como un invento. Para mayor sarcasmo su título dio nombre a esta edición de la Bienal.

okwui_enwezor_biennale_venezia_venice_2015_italy

Okwui Enwezor, comisario de la Bienal de 2015. Un teórico que cree firmemente en el artista como profesional del medio.

La de 2013 erigió en artistas a quienes formalmente no lo eran: al antropósofo Rudolf Steiner, al mago Aleister Crowley o al psiquiatra C. G. Jung entre otros. Según Perniola, esta edición consideró a “psicoterapeutas, médiums, videntes, estudiosos de los fenómenos paranormales, utopistas, inventores de nuevas religiones, bohemios y aventureros, futurólogos…” como  artistas, lo que desestabilizó el mundo del arte mucho más que la estrategia de la Saatchi Gallery. En frontal oposición a este delirante comisariado, la de 2015 defendía la idea de que el artista era alguien formado académicamente, que había hecho carrera en el mundo del arte, gozaba de reconocimiento y, por tanto, había sido citado o estudiado en revistas y libros apropiados. Enwezor eligió a aquellos que el stablishment considera artistas porque simplemente hacen obras de arte.

mario-perniola-550x366

Mario Perniola, catedrático emérito de Estética de la Universidad de Roma II.

En El arte expandido Perniola se (nos) pregunta ¿quién es artista? y ¿qué es arte?, el cansino run-run que nos persigue desde Duchamp. Sin embargo, con un discurso claro y breve, responde a estas dos preguntas y a unas cuantas más. Señalando que la actividad artística ha ampliado sus limites a campos inesperados, llevándonos a lo que él llama “arte fringe”, y que por eso “la palabra arte ya no funciona”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: