Dadá cumple cien años

17 Feb

hugo

El 5 de febrero 1916 se presentó públicamente el movimiento Dadá en Zúrich. Operación intelectual iniciada por Hugo Ball a la que se adhirió Tristan Tzara, el cual acabó convirtiéndose en el icono dadaísta más reconocido. Pero quizá esta rebelión cultural, que sometía la razón al disparate, no habría sido posible sin la precursora excentricidad de Alfred Jarry, padre de la Patafísica, simulacro de ciencia dedicada “al estudio de las soluciones imaginarias y las leyes que regulan las excepciones”.

Tzara-jeune

Tzara: “El pensamiento se hace con la boca”. 

El Dadaísmo surgió en el Cabaret Voltaire, una taberna zuriquesa muy frecuentada por exiliados europeos que encontraron en Suiza un lugar donde agazaparse mientras avistaban la ocasión de volver a sus países de origen. Entre estos transterrados estaba Lenin, que residió en el 14 de la Spiegelsgasse y compartía taberna con los Ball, Tzara, Janco, Arp y adláteres. Pero mientras el ruso escribía allí sus farragosos textos filosófico/políticos y organizaba su regreso a la madre Rusia, los dadaístas representaban arrebatadamente sus performances y leían poemas de Ball como Karawane: www.youtube.com/watch?v=z_8Wg40F3yo.

Lenin, In the spring of 1916, while in Zürich, Lenin wrote Imperialism

Un joven Lenin, con pelo, en la época en la que era cliente del Cabaret Voltaire.

En un principio contaron con el apoyo de los jóvenes Picasso, Kandinski, Apollinaire o Marinetti porque la subversión de los valores, el extravío y la iconoclastia eran el magma donde fermentaban las acciones de los dadaístas y los grandes cambios de la cultura y la sociedad del siglo XX. Esta aparente locura ha sido la matriz de otros movimientos artísticos como el surrealismo, el letrismo, el situacionismo, el teatro del absurdo, el experimentalismo musical…, y podríamos decir que el punk de finales de los 70 también es deudor, en sus más destructivos aspectos, de las premisas dadaístas. Cien años más tarde todavía pueden detectarse trazas de este movimiento en la literatura, el diseño gráfico, el teatro, el cine y la publicidad actuales.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Placa que conmemora el Dadaísmo en un muro del Cabaret Voltaire.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Aspecto interior del Cabaret Voltaire, seguro que conoció mejores tiempos. El busto que se ve sobre la peana es, cómo no, del ilustrado Voltaire.

Como era de esperar, el Dadaísmo fue atacado en sus comienzos, y todavía ahora, por los más conservadores que vieron tambalear sus creencias y formas de vida. Pero hay que reconocer que no habrían existido Duchamp, Pollock o Beuys, por mencionar solo a tres artistas fundamentales del XX, sin los absurdos asiduos del Cabaret Voltaire, los cuales proponían experimentar la existencia como si fuera una fiesta permanente. Así que sería adecuado recordar la frase que Tzara incluyó en el Manifiesto dadaísta: “Dada no significa nada”.

Anuncios

Una respuesta to “Dadá cumple cien años”

  1. Antonio Villalobos febrero 23, 2016 a 6:14 pm #

    Empezar de cero, ser ahistóricos , es cosa imposible claro; siempre el arte ( o la creación si se quiere ) se basa en arte anterior. Pero la idea era la primera vez que se planteaba y dió sus frutos. Sirvió para lo que vino luego. Por ejemplo el traje de Hugo Ball es ” nuevo ” en parte, nunca se vió nada así, pero recuerda claramente al ropaje de u obispo o algo parecido. El mensaje es claro :soy el mandatario espiritual de este movimiento. Es como Breton que era el Papa de los surrealistas.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: