Arte al raso*

20 Ene
Intervención grfica de BTOY (Andrea Michaelsson) en los alredores de la calle Lagunillas de Málaga

Intervención con el rostro de Bette Davies realizada por BTOY (alias de Andrea Michaelson) .

Los que saben de esto consideran que los primeros grafitis aparecieron sobre los muros de las ciudades americanas tras la muerte de Charlie Parker en 1955. De manera tosca se podía leer por todas partes “Bird lives” (“El pájaro vive”) o simplemente “Bird” que era el mote del inolvidable jazzman. Miles de años antes, los romanos eran muy dados a los grafitis y escribían sin reparos en los muros de las civis para protestar por cualquier cosa. Estos dos ejemplos ejemplos vienen a recordar que existe una falta de consenso en fechar el nacimiento de un arte prácticamente popular que surgió, eso sí, de manera impetuosa, bien para alabar a alguien o por el contrario para denostarlo.

Bird, pintada realizada a la muerte de Charlie Parker en

Grafiti en memoria de Charlie Parker.

Oh pared

“Oh pared, me maravilla que no te hayas hundido bajo el peso de tantas necedades”, grafiti esculpido en la Villa de los Papiros de Herculano.

Pero el tiempo pasa y una simple frase ocurrente, un llamamiento a la revolución o un eslogan contra el gobierno han devenido en pinturas súper elaboradas que lucen sobre las paredes de las ciudades de todo el mundo. No hay urbe sobre la Tierra que no posea pintadas realizadas por artistas que se dan a conocer a través de sus obras callejeras. Ya podemos considerarlo como parte del paisaje urbano, locuaz elemento decorativo de nuestras maltrechas ciudades y precisamente por eso es difícil que nos sorprenda o le concedamos mayor atención.

02A88D686

Un clásico de Banksi.

A principios de los setenta los jovenes neoyorkinos comenzaron a pintar sus nombres o alias con esprái sobre las paredes de sus barrios. Uno de ellos cobró especial relevancia porque tenía el don de la ubicuidad y pintó millares de veces su firma a lo largo de toda la ciudad: Taki 183. El autor era de ascendencia griega y su nombre real, Demetrius. Trabajaba de mensajero, lo que le permitía largos desplazamientos por la gran manzana. Este hecho ayudó sobremanera a la difusión de su firma que iba acompañada por el nombre de la calle donde vivía: 183.

Taki 183 pintando su firma en Nueva York en los setenta.

Taki en acción.

El trabajo de Taki, que lo realizaba sin pretensiones estéticas, provocó un movimiento epigonal de jóvenes que insertaban por todas partes sus nombres acompañados del número de su calle y, cada vez, sobre lugares imposibles, a alturas escalofriantes y asaltando la imagen pública de empresas, comercios e instituciones. En Madrid tuvimos a comienzos de los ochenta un émulo de Taki 183, por lo ubicuo, que con intenciones artísticas firmaba horrorosamente como Muelle; creo que le han puesto su alias a una calle.

Muelle, cuyo nombre es Juan Carlos Argüello

A través de las décadas finales del siglo XX y principios del XXI la evolución del arte callejero va del simple impacto visual a la resonancia mediática y artística. Cualquier ayuntamiento encarga a unos artistas la “decoración” de un muro ciego, las paredes de la embocadura de un río o la recuperación estética de un barrio marginal degenerado por la barbarie urbanística. De esta manera se domestica la pasión de los que con nocturnidad y alevosía atentaban contra la estética de las ciudades con el miedo en los talones.

20141204_173817

Obra de los brasileros Os Gemeos sobre un muro de Miami.

20160119_115328

Las pegatinas y los estarcidos están sustituyendo a los espráis.

20151113_112933

Intervención en la fachada de una tienda malagueña de instrumentos musicales.

También las empresas recurren a artistas callejeros para que les ilustren sus edificios o, incluso, les encargan la propia imagen corporativa a aquellos que fueron perseguidos por la policía y ahora forman parte del entramado comercial estandarizado. Hasta Banksi, uno de los más comprometidos, independientes y reconocidos artistas, ha montado un parque de atracciones temporal en Inglaterra. Lo que viene a demostrar el inmenso poder de asimilación del sistema y, probablemente, el acabamiento de la espontaneidad en el arte al raso.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Pintada desvaída bajo capas de pintura en Hong Kong.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Una pared skater de Liubliana (Eslovenia).

Para los terneros lecheros mueren

“Por la leche mueren los ternenros”. Pegatina del movimiento vegano encontrada en Wuppertal (Alemania).

*Otra versión de este artículo podéis encontrarla en la revista digital El toro celeste: http://www.eltoroceleste.com/etc-no-13/#62

Anuncios

5 comentarios to “Arte al raso*”

  1. Mónica L. Soler enero 20, 2016 a 10:51 am #

    Siempre Charlie Parker

    Le gusta a 1 persona

  2. iago lópez enero 20, 2016 a 4:30 pm #

    Muy interesante y merece la pena visitar el enlace para ver toda la información extra y especialmente ese primer graffiti romano de Herculano que encontraste y que sigue siendo aplicable a tantas de estas intervenciones : “Oh pared, me maravilla que no te hayas hundido bajo el peso de tantas necedades”

    Me gusta

  3. Ángel Cabello Mayo febrero 12, 2016 a 3:51 pm #

    …aún conservo en la memoria una pintada de finales de los 80 en la iglesia de San Ildefonso en Madrid que decía de forma escueta “EN NAVIDAD, QUEMA TU PARROQUIA”, frase que pongo entre comillas para que de esto tenga constancia el Ministerio del Interior. El fino sentido de la ironía que en esta frase percibíamos entonces no sé si pasadas unas generaciones será posible entender: jamás pensamos que escribir esto en una pared incitara a la quema de iglesias, esa literalidad a la hora de interpretar un texto sólo concebíamos que pasara por la cabeza de los muy tontos…

    Me gusta

  4. luisoj febrero 12, 2016 a 6:00 pm #

    Tampoco, creo, que los que levantaban adoquines en las calles de París encontrasen la playa. La ficción se ha convertido en materia jurídica para quienes la expresan, lo imaginado ya ha dejado de serlo porque solo hay literalidad y realidad: el arte es realidad, la publicidad es realidad y la fe ha logrado literalmente el estatus de realidad.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: