El hundimiento

9 Jun

20160220_131955

Hay una fina línea que enlaza a Nerval con Eliot y Gil de Biedma hasta llegar a Lou Reed. Una fina y aristocrática línea que nos habla del fracaso, la vejez y del fin de la vida. Esta línea ha sido redibujada, con dolore, por el poeta Manuel Vilas en El hundimiento.

Nacer en Barbastro debe marcar de por vida. No todo el mundo nace allí aunque hubiese tenido todas las papeletas a su favor. Kevin Ayers (May I?) podría haberlo hecho; Keith Moon o Johnny Cash también (todos muertos). Manuel Vilas lo hizo en 1962, un año muy pop para un escritor tan caro al rock, y ha escrito El hundimiento para atraer/espantar a los malos espíritus y mantener una densa y sabia conversación con ellos. Vilas es un poeta que no está ausente y que prefiere hacerlo. He is a gift to the readers of this world. “Si te gusta Gil de Biedma -me dijo el Gran Vilas- léete El hundimiento“. El Príncipe de Aquitania se levantó una mañana no a fallecer sino a escribirlo. (“These fragments I have shored against my ruins”, -“Con estos fragmentos he soportado mis ruinas”- T. S. Eliot)

El hundimiento de Manuel Vilas. Editorial Visor, 2015.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: