Sobretodonada

24 Feb

20150205_094350

“Tu propio cuerpo es ya ahora un cuerpo extraño” M. A.

 

Haciendo coincidir, más o menos, con la celebración de la última entrega del Premio de Poesía Jaime Gil de Biedma 2014, organizado por la Diputación de Segovia, recomiendo la lectura del poemario premiado en la edición XXI del año 2011. Con gran acierto se titula Sobre Todo Nada y está escrito por Miguel Albero.

Resumen: con 57 años al madrileño Roberto Bunín le diagnostican un cáncer. Es profesor, se casó, tuvo un hijo y en ocasiones fue “moderadamente feliz”. Antes de morir le envió a un amigo un manuscrito titulado Sobre Todo Nada con el fin de que lo publicasen algún día. Y hasta aquí el argumento expuesto en la coda final del libro.

Según Miguel Albero, el verdadero autor es Bunín y no él. Esta creación de un personaje que escribe el poemario hace que su lectura cobre una dimensión especial para los que conocemos al poeta real Albero y no al poeta ficticio Bunín. Él dice que este “es un libro en el que adopto la identidad de otro personaje, es decir, me escudo en otra personalidad para poder ser un enfermo terminal que, evidentemente, no puedo ser yo”. De Bunín comenzamos a saber desde el desolador primer verso del primer poema titulado Vida: “Enterrado en un tiempo que no es mío”. Un maravilloso homenaje al propio Gil de Biedma, cuyo poema De senectute arranca con este verso: “No es el mío, este tiempo”.

Miguel albero

Miguel Albero en 2014.

Albero es un autor residente del blog porque con regularidad se deja caer por aquí. La primera vez fue con Enfermos del libro y la siguiente con el desternillante Instrucciones para fracasar mejor. Hoy viene armado con la lúcida tristeza de treinta y seis poemas, organizados en nueve secciones, que se unen a esa guadianesca corriente de romanticismo español que tan poco ha dado de sí, pero que cuando se manifiesta lo hace con la rotundidad de escuela bien asentada: Espronceda, Cernuda, Valente o el ya mencionado Gil de Biedma.

Creo que el contenido de las composiciones de Albero se corresponde con la llamada poesía de la experiencia, a la manera de Robert Lamgbaum, y la forma se adhiere a lo que el crítico neoyorkino denominaba monólogo dramático -no por ello exento de algún que otro rasgo de humor-. Son poemas poderosamente narrativos, enfundados en una poética de la meditación, todos ellos habitados por escasos personajes, con bodegones clínicos, lecciones de anatomía y densos paisajes interiores -a veces imaginados- que hablan de la volatilidad de la existencia, la enfermedad, el dolor y la muerte.  

PS: Posteriormente a Sobre Todo Nada, Miguel Albero ha publicado otro poemario en Abada Poesía, 2014, bajo el título de Lista de esperas. Cada día falta menos para hablar de él.

Anuncios

2 comentarios to “Sobretodonada”

  1. joseluis817 febrero 24, 2015 a 1:15 pm #

    Volatilidad… qué idea tan actual.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: