Bajo las sombras de Gray

20 Ene
eileen-gray_galeria_landscape

Eileen Gray fotografiada por Berenice Abbot.

En este mundo, diseñado a la medida del hombre, para ser mujer con ambiciones artísticas hay que morir en el intento. Muchas muertes (metafóricas) hubo de sufrir a lo largo de su existencia la arquitecta y diseñadora Eileen Gray para sobrevivir con su oficio. Sin embargo, 2013 y 2014 han sido, por fortuna, años de recuperación para ella y su obra. 

Durante este tiempo se han celebrado exposiciones internacionales y reeditado sus diseños más señeros. También han realizado un documental y una película, así como sendos reconocimientos en prensa, conferencias, seminarios y diversos actos reivindicativos de su figura como una de las más influyentes del siglo XX. De su boca salió este certero aserto: El arte está fundado en la costumbre, pero no en la costumbre fugaz o, más bien, artificial que crea la moda. 

Centre Pompidou affiche Eileen Gray

Tras Dublín, fue París donde acogieron la expo de Gray.

20150103_205459

Artículo reciente en la prensa americana sobre su biombo moderno realizado con metales y técnicas de lacado.

20150622_170330

Publicación italiana con fotos del interior de la casa de Eileen donde se aprecia uno de los murales de Le Corbusier.

Eileen nació en Irlanda en 1878, en el seno de una familia aristocrática, y murió en París en 1974; casi cien años de lucha continua para ser lo que quería. Se formó en escuelas de París, visitaba museos, investigó y aprendió la artesanía oriental del lacado y los textiles del norte de África. Viajó por América y acumuló múltiples conocimientos, más tarde abrió un estudio de decoración en el barrio de Chelsea, Londres.

Jean-Badovici

Jean Badovici.

Pero no fue hasta 1926 cuando comenzó a experimentar con la arquitectura de la mano del arquitecto rumano Jean Badovici. Con él aprendió de técnicas y materiales, de espacio, formas y volúmenes hasta llegar a confundirse la obra de ambos. Eileen conoció al ególatra de Le Corbusier, y de él y de Gropius también aprendió muchas cosas, al fin y al cabo eran dos puntales de la arquitectura moderna. Sin embargo, hubo un tenso affaire con Le Corbusier a propósito de la casa que construyó entre 1926 y 1929 en la Costa Azul, la denominada E. 1027 (clave alfanumérica de los nombres de Eileen y Badovici).

eileen-gray-e1027

E. 1027 en Roquebrune-Cap Martin. Si hacéis clic en la foto podéis ver el proceso de restauración de la casa.

Esta casa fue en muchas ocasiones atribuida, errónea o malintecionadamente, al arquitecto suizo y se convirtió en uno de los momentos estelares en la biografía de nuestra protagonista, hasta tal punto que acabó con la amistad que les unía porque Le Corbusier, entre otras cosas, se la pedía prestada y pintaba murales en las paredes sin su permiso, como una forma de apropiación o colonización. Con el paso del tiempo la E. 1027 se ha convertido en una de las casas más referenciadas de la arquitectura moderna, Eileen la construyó para vivir con su amante, que no era otro que el propio Badovici. A pocos metros Le Corbusier levantó una cabaña ¿para vigilar a Eileen? Ella misma llamó a esta cabaña la casita del perro (¡guau!). Cerca de allí, el 27 de agosto de 1965, el cadáver de Le Corbusier fue encontrado por unos pescadores con el corazón reventado.

sillón-dragon-gray

La legendaria silla dragón de Gray, fechada en 1927, se vendió por 28 millones de dólares en la subasta de los bienes de Yves Saint Laurent. El precio más alto que se ha pagado jamás por un mueble del siglo XX. Esta venta supuso una vuelta a la actualidad de Eileen y la revaloración de sus diseños.

20150109_182229

Lámpara Tube light diseñada también en 1927. Aun se fabrica, se vende y sigue siendo muy actual.

La profesora Beatriz Colomina, directora del Programa de Doctorado en Arquitectura y del Programa Media and Modernity de la Universidad de Princeton, ha dictado una conferencia titulada Eileen Gray, Le Corbusier y las políticas sexuales de la arquitectura moderna, la cual tuve la suerte de oír gracias a unas amigas de L.H.A.C.P.G. La profesora dijo en unas declaraciones a la prensa que “Las mujeres son los fantasmas de la arquitectura moderna”, y de la antigua, habría que añadir. Si encontráis el texto de esta conferencia por internet o tenéis la oportunidad de oírla en voz de su autora no la desechéis, porque aunque exagerada no tiene desperdicio. Colomina detalla en ella los pormenores de esta relación personal y profesional que acabó yéndose al traste por el exceso de ego de Le Corbusier y su afán usurpador impregnado del más genuino machismo ejercido contra Eileen. 

67813981

Beatriz Colomina enseñando las uñas a los “macho man” de la arquitectura.

Por otra parte, hay que estar muy atentos por si los distribuidores de cine se equivocan y deciden estrenar en España su biopic, titulado The Price of Desire y realizado por Mary McGuckian. O el documental Gray Matters de Marco Orsini que se estrenó en el Arquitecture and Design Film Festival de Nueva York el pasado octubre. Con estas propuestas bien podríamos permanecer unas horas bajo las acogedoras sombras de Gray.

10571927_937378252954832_7428866642431424338_o (1)

Orla Brady en el papel de Eileen Gray en de The Price of Desire.

screen-shot-2014-02-21-at-1-38-30-pm

Marco Orsini, director del documental Gray Matters, posando delante de uno de los murales que Le Corbusier pintó subrepticiamente en la casa E. 1027.

Anuncios

4 comentarios to “Bajo las sombras de Gray”

  1. joseluis817 enero 20, 2015 a 10:34 am #

    Fantástico. Avísanos si esas películas llegan a exhibirse en España.

    Me gusta

    • luisoj enero 20, 2015 a 11:13 am #

      Tengo mis dudas de que los distribuidores se “equivoquen” y las estrenen. Especialmente estoy interesado en el documental de Orsini, tuvo buenas críticas en Nueva York.

      Me gusta

  2. molle817 febrero 10, 2015 a 7:13 pm #

    Peor suerte corrieron las mujeres astrofísicas. No conocemos ni un nombre, pero todo el trabajo duro inicial de la astrofísica moderna fué obra de mujeres.

    Me gusta

    • luisoj febrero 10, 2015 a 7:29 pm #

      Bueno, Hipatia se acerca, era astrónoma. Pero, al margen de este comentario, es cierto que ellas no cuentan para la historia, están prácticamente ausentes. ¿Hasta cuándo?

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: