Niveles de vida

28 Oct

20141023_185249La agente literaria Pat Kavanagh nació en Sudáfrica y falleció hace seis años en Londres tras cumplir los 68. Le diagnosticaron un tumor cerebral y 37 días después murió. Hace un par de semanas, por fin se ha publicado en España Niveles de vida, el último libro de Julian Barnes, su viudo.

Barnes es un escritor excepcional y posee una originalidad fuera de lo común. Este libro lo publicó en Reino Unido en 2013, cinco años después de la desaparición de Pat. El pasado día 11 de octubre recogió el Premio BBK-La risa de Bilbao, un galardón que reconoce el humor en la literatura. Bien es cierto que en sus libros el humor está presente de manera torrencial, siempre desde la fineza. Sin embargo en este último no hay rastro de él.

Entre los paratextos de la contraportada de Niveles de vida puede leerse un comentario de la escritora norteamericana Joyce Carol Oates que dice así: “Un libro magistralmente orquestado, un híbrido a menudo emocionante de no ficción, ‘fabulación’, y memorias al uso; es la respuesta de un escritor con mucho talento a lo incomprensible en una cultura secular en la que tenemos dificultades para asumir la muerte”.

Dificultades para asumir la muerte del ser amado es exactamente de lo que habla Barnes en La pérdida de profundidad -tercera parte del libro, la que ha dedicado a mostrarnos su dolor por la irreemplazable pérdida de Pat. Es una escritura que podríamos denominar experimental: “Junta dos cosas que no se habían juntado antes. Y el mundo cambia”. Pero cuando acabamos con su lectura no podemos dejar de pensar en que está escrito desde la más extrema experiencia vital y con un gran dominio de la expresión literaria, propio del autor. Porque Barnes es quizá el mejor escritor inglés de su generación o así le considero siempre que recuerdo Una historia del mundo en diez capítulos y medio, La mesa limón o el deslumbrante El loro de Flaubert, uno de los libros favoritos de David Bowie y mío. Aunque parezca increíble, en este libro, publicado en 1986 escribe premonitoriamente: “Cuando ella muere sientes que tu amor queda confirmado. Lo habías previsto correctamente. Esto forma parte del asunto. Después viene el enloquecimiento. Y luego la soledad: pero no es esa soledad espectacular que te habías imaginado, ni tampoco el interesante martirio de la viudedad, sino simple soledad”.

NPG x133034; Pat Kavanagh; Julian Patrick Barnes by Angela Gorgas

Pat y Julian en 1978.

A raíz de una visita al Highgate Cemetery de la capital británica, el año pasado colgué un post sobre este camposanto. Entre las tumbas que fui buscando, vi la de Pat: no dudé en fotografiarla porque ya entonces sabía que Barnes había escrito un libro sobre su muerte. He tardado apenas dos tardes en leer Niveles de vida -es muy corto- y no he podido dejar de mirar la foto de la estela funeraria de esta mujer. Julian escribe en el libro: “Advierto continuidades extrañas: yo solía frotarle aceite en la espalda porque su piel se secaba fácilmente; ahora froto con aceite el roble reseco del letrero que indica dónde está su tumba”.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Anuncios

3 comentarios to “Niveles de vida”

  1. molle817 noviembre 15, 2014 a 4:35 pm #

    Gracias por tu excelente reseña. Me acabas de regalar un nuevo autor que incorporar a mis lecturas. ¿Por qué libro me aconsejarías empezar?

    Me gusta

    • luisoj noviembre 18, 2014 a 4:54 pm #

      Creo que para empezar con Barnes, algo divertido y ligero. Por ejemplo: Una historia del mundo en diez capítulos y medio (Anagrama).
      Después te diría que “El loro de Flaubert”, justo lo estoy releyendo por tercera o cuarta vez, pero es más complicado/especializado y profundo. También están “La mesa limón”, “Inglaterra, Inglaterra”, “El perfeccionista en la cocina” y otros más. Pero si te gusta leer, cualquiera es bueno. Julian es muy bueno.

      Me gusta

      • molle817 noviembre 25, 2014 a 10:05 pm #

        Gracias, Luis. Seguiré el orden que me indicas para empezar. Me parece importante que no se me desbarate un autor por empezar por el libro equivocado. A veces ocurre…hasta que lo vuelves a redescubrir, si tienes suerte.
        Así que te agradezco mucho tus indicaciones.

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: