Lo que el arte es

30 Sep

th_a56fdac9d23f9194d4d159d1cb702e5f_1336377940Antonio_MairenaHace cinco años se conmemoró el centenario de Antonio Mairena, un cantaor gitano que posicionó el flamenco como una de las bellas artes, que lo arrancó de las ventas, tabernas y fiestas privadas de los señoritos andaluces que pagaban el arte con vino y, en el mejor de los casos, con alguna calderilla. Nació el artista en el pueblo sevillano de Mairena del Alcor en el año 1909 y ningún familiar suyo se había dedicado al cante de manera profesional. 

Desde pequeño estuvo muy cerca del flamenco porque su padre era amigo de figuras del cante y su madre se arrancaba al baile en contadas ocasiones. Registrado con el nombre de Antonio Cruz García, su primer nombre artístico fue Niño de Rafael y luego Niño de Mairena, hasta que se adueñó del gentilicio de su pueblo uniéndolo a su nombre de pila, como hicieron muchos artistas (Miguel Ángel Merisi, el Caravaggio; Camarón de la Isla, Leonardo da Vinci, etc…). La estancia de Antonio Mairena en este blog responde a la singular hondura de su arte y porque fue el primer catalogador de los cantes por los que se temía su desaparición. Para ello, realizó un ambicioso trabajo de taxonomización de los palos flamencos y de aquellos que sólo estaban en poder de los más viejos del lugar, los cuales aprendió y grabó en sus memorables discos. El flamenco le debe ese ejercicio de aprendizaje y conservación, de no haber sido así mucho habría desaparecido en las cunetas de la historia. El guitarrista, cantaor y compositor flamenco Manuel Molina (de Lole y Manuel) ha dicho en más de una ocasión: “Yo a Mairena lo veo como un libro. A ver, la página 33: Perfecto”.

20140915_194634

Firma del cantaor sobre un barril de amontillado.

Mi infancia estuvo adornada por esos cantes auténticos (de difícil asimilación para un niño sumergido en la cultura pop), que la prodigiosa voz del artista recuperó y mi abuelo oía sin descanso. Cuentan que cuando en las fiestas privadas se ponía a bailar, Mairena deslumbraba a la audiencia con la misma luz que su cante. Afortunadamente, y no como otros muchos, fue un artista que recibió el reconocimiento, el respeto y la gloria en vida. Aunque el flamenco no esté entre vuestras prioridades, tampoco en las mías, y ni siquiera le hayáis prestado nunca la más mínima atención, reservad unos minutos para oír cantar a Antonio Mairena como sólo cantan los que saben lo que el arte es.

Por seguiriyas de Jerez: http://www.youtube.com/watch?v=zV4pBCf6APk

Por bulerías en: http://www.youtube.com/watch?v=K5QCL-ovh5A

Por soleá: http://www.youtube.com/watch?v=KqOSPmE81oo

Anuncios

2 comentarios to “Lo que el arte es”

  1. Encarni Ordóñez octubre 2, 2014 a 3:44 pm #

    Hello Lewis a mi padre D.Pepe Ordóñez primo hermano del tuyo, le flipaba Mairena era su favorito tenía buen gusto, de hecho yo crecí entre los quejios de los cantaores del templo… menuda tortura entonces y sin embargo ahora aunque no me encante al menos puedo distinguir el buen cante del malo, de casta le viene al galgo.. bssxxxxx

    Me gusta

    • luisoj octubre 3, 2014 a 8:51 am #

      Mairena, Marchena, Manuel Torres, La niña de la Puebla… precursores. No hace falta ser un flamencólico, sólo se trata de apreciar “What the art is”.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: