Arquitectura para la resistencia

6 May

20140426_123335Es posible pensar que la arquitectura se presta más a la utopía que las otras artes pues, como podría haber dicho Gertrude Stein, un cuadro es un cuadro, es un cuadro… Sin embargo un proyecto arquitectónico no es un edificio, no es un edificio, no es un edificio… sino un mero proyecto que, vete tú a saber, se construirá,  o no, y de qué manera.

Con el aparentemente combativo título de este post, el gijonés Dionisio González presenta una serie de fotografías de gran tamaño, intervenidas digitalmente sobre arquitecturas utópicas en la galería marbellí Yusto/Giner. Propuestas de edificios inexistentes para lugares que ya existen. Cemento imaginado sobre paisajes reales.

20140426_123210

Algunas de estas imágenes recuerdan, o se asimilan, a los disparatados y desproporcionados edificios públicos construidos por el Soviet Supremo. Monstruos de cemento que Taschen publicó extensamente en un memorable libro titulado Cosmic Comunnist Construccion. En esta edición se reproducen las fotografías que Frédéric Chaubin hizo a esas moles reales, las cuales presagian el hundimiento del comunismo como una traca final de la grandilocuencia constructiva soviética. Grandilocuencia y megalomanía que también se palpan en los edificios de las entidades financieras internacionales y en las imágenes del propio González .

chaubin_cccp_fo_int_3d_05744_1503121804_id_908446

20140426_12314220140426_12330020140426_124107

Hay otra serie fotográfica en la exposición que propone viviendas encaramadas en árboles o sujetas por las raíces de los manglares, que nos hacen imaginar una simbiosis entre entorno natural y artificio constructor. Parece que la naturaleza asume lo artificial y se deja asediar por estas estrambóticas y utópicas construcciones que, seguramente, alguien se construiría. Hay gente para todo.

20140426_123357¿Contra quién o qué resisten estas edificaciones? Contra el tiempo y los cambios meteorológicos, contra la idea de construir y reconstruir siempre que una catástrofe natural se lleve por delante las viviendas costeras. En la propia galería cuentan que algunas personas han contactado con el artista para saber dónde se encuentran estos edificios, pues han creído en más de una ocasión que son reales. En el caso de que existiesen, habría que ir a verlos por la irresistible atracción que ejerce el puro disparate.

20140426_12343220140426_123556

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: