La arquitectura nunca duerme

4 Abr
FOTO LUIS PALOMA_ recortada BBVA 061_pequeña

Paloma Lasso de la Vega y Luis Enguita en el campus madrileño del BBVA.

He intentado en diversas ocasiones escribir sobre el libro cuyo elegante y sorprendente título es el de esta entrega. Tres veces lo intenté y tres veces fallé. Una de ellas comenzaba así: “En este mundo somnoliento hay cosas que no duermen, una de ellas es la arquitectura, otra la belleza y, por último, Sigmund Freud”, lo deseché.

En otra tentativa redacté lo siguiente: “Es imposible no mirar a nuestro alrededor y ver cómo de feo es el mundo, con qué saña y obsesión se ha desfigurado…”, en esta ocasión ejecuté un irritado balbuceo. Y en la tercera búsqueda: “La ciudad es el supremo artificio…”, fue cuando me di cuenta de que ya estaba escrito en otro lugar y no era cuestión de caer en el bucle melancólico.

Comienzo por cuarta vez a formular la recomendación de su lectura: La arquitectura nunca duerme es un libro espléndido de dos arquitectos madrileños, Enguita y Lasso de la Vega (E & L de la V) que, además de construir y proyectar edificios, asumen el montaje de exposiciones con el fin de imprimir sentido a la puesta en escena del arte contemporáneo y, por tanto, se hallan inmersos en él.

20120112_022003La sola publicación de este libro ya es motivo de alegría y, a la vez, de extrañeza. Corren tiempos dificultosos para la construcción de proyectos arquitectónicos y también para la propia edición de libros sobre papel, sobre todo tan específicos como este. Así que el hecho de que los arquitectos avalen con su esfuerzo la publicación de sus edificios y proyectos es la negación de estas evidencias coyunturales: lo que extraña y alegra. También alegra, y mucho, la delicada edición, la sobria tipografía y la calidad de las reproducciones fotográficas; un fino trabajo de Bruno Lara.

4a1

Campus BBVA, Madrid 2008-2011.

La mayor parte de sus páginas nos hablan con imágenes de arquitectura. Pero, ojo, esto es una dulce trampa que nos tienden los autores, junto a la complicidad del profesor González García y el crítico Santa Ana. Pues aquí brillan, además de la arquitectura, el pensamiento y la acción, el arte, sus técnicas y objetivos.

Un dato colateral. Bajo el vocablo kunst el idioma alemán da cobijo a todas las artes incluida la arquitectura. Sin embargo, el español, el inglés y el italiano no lo hacen.

20120112_023425

Atelier Albert Oehlen en Apperzell, Suiza. 2006.

jg1bh7

Juzgados de guardia. Primer premio del Concurso Campus de la Justicia de Madrid, 2008.

El título del texto de González: “La arquitectura nunca duerme. (Una casa para elefantes y otras cosas por el estilo)”, ya nos avisa de que el profesor se encamina en su propio discurso, aquel que estableció en El resto, Pintar sin tener ni idea y en otras memorables disertaciones. Pero, en este caso, sus palabras se acomodan a la arquitectura de E & L de la V, aunque se desvían, como es costumbre de la casa, del tronco narrativo para rondar los vericuetos de sus querencias artísticas o conceptuales. De esa forma, vuelven enriquecidas por esas mismas digresiones. Ese es el estilazo de González, el que han querido E & L de la V para ilustrar teóricamente su libro.

1321389081380angeldn

El profesor Ángel González García.

enguita-lasso-3-580

Elefantenpark. Zoo Zúrich, Suiza. 2008 (Concurso).

El otro cuerpo especulativo que sirve de sostén al discurso insomne de E & L de la V es la entrevista/conversación realizada por Mariano Santa Ana. Aquí entendemos con mayor claridad la manera en que no duerme la arquitectura sobre el incómodo colchón de la historia de las ideas. Hay momentos sensacionales donde los conversadores se recrean sobre lo que piensan y sienten de sus proyectos y edificios, así como de sus intervenciones expositivas; estableciendo líneas de fuerza que nos conectan con su pensamiento. Prestando atención a esta intensa conversación es cuando más he disfrutado de este libro. Por ejemplo: “Cuando al inicio de los proyectos convocamos a nuestra memoria, aquello que nos interesa del mundo del arte se nos aparece no únicamente como una representación, sino como una forma de pensamiento”. O cuando dicen: “Es el proceso el que nos va dando confianza y esto tiene que ver, por una parte, con la idea  de que el sentido de las cosas no es algo preexistente sino algo que hay que descubrir y, más aún, hay que crear; y, por otra, con la idea de la belleza que reside en una cierta indeterminación. […] una indeterminación extremadamente precisa, parecida a un leve temblor”.

La arquitectura nunca duerme. Enguita & Lasso de la Vega. Obras y proyectosEditado por This side up, Madrid, 2013.

20120112_023139

Penthouse. Berlin, Alemania, 2009.

enguita-lasso-2-580

Exposición I die every day. I Cor. 1531 de Tobias Rehberger. Montaje de E & L de la V en el Palacio de Cristal de Madrid, 2005.

Anuncios

3 comentarios to “La arquitectura nunca duerme”

  1. Antonio Villalobos abril 4, 2014 a 8:47 pm #

    Es verdad : Qué feo se está poniendo el Mundo, salvemos pues a Freud y también claro a la Belleza. Esos elefantes que son ? Descendientes de los de Anibal ? porque están en la nieve los pobres..

    Me gusta

    • luisoj abril 7, 2014 a 12:01 pm #

      Son “elefantes blancos”, ni están ni se les espera.

      Me gusta

      • Antonio Villalobos abril 7, 2014 a 10:55 pm #

        jajaja….me parece que comentamos un día que cuando el escándalo de la cacería en Sudáfrica ,es que fué a matar al ” Elefante Blanco “

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: