Limónov, una vida de mierda

30 Ene

20140123_222935El escritor francés Emmanuel Carrère es el autor de esta ¿novela? He flanqueado con interrogaciones la palabra novela porque no estoy seguro de que lo sea, más bien la considero una biografía en toda regla. Trata de la vida del escritor y político ruso Eduard Limónov (Dzerzhinsk 1943), de sus hechos y andanzas, pero también de los avatares políticos, culturales y sociales de los últimos cincuenta años de la URSS/Federación Rusa. Está escrita con una solvencia y amenidad fuera de lo común y su lectura es apasionante. Las primeras 100 páginas son un torrente narrativo que nos agarra del cuello obligándonos a permanecer leyendo sin ganas de cerrar sus páginas, porque la tensión continúa y no podemos dejar de saber hasta dónde llegará, qué le ocurrirá y si va a morir o no en la siguiente página. Limónov vive todos sus días con sus noches, todos sus años, peligrosamente. Digamos que es como el personaje de ficción que te seduce desde el primer momento, pero no deja la posibilidad de hacerlo tuyo, su vida no te lo permite. Eduard es un arquetipo del héroe romántico, tremendo y duro como el pedernal, pero sumamente idealista. Capacitado para el amor y la poesía, la revolución violenta, la guerra civil, la política y la escritura. Austero, aparentemente equilibrado, dotado para la proyección pública y capaz de soportar el sufrimiento en la calle y en la cárcel. Ahora es el momento de enfrentarse a las páginas de Limónov y conocer a fondo a este personaje del underground moscovita y de la literatura universal. Cuando pasen algunos años, habrá que releerlo.

Cuenta el autor en el propio libro que durante una de las entrevistas que mantuvo con Eduard Limónov, para llevar a cabo su escritura, éste le preguntó por qué quería escribir sobre su vida. Carrère le respondió: “Porque tiene una vida apasionante. Una vida novelesca, peligrosa, una vida que ha arrostrado el riesgo de participar en la historia”, y Limónov le contestó: “Sí, una vida de mierda”.

Anuncios

3 comentarios to “Limónov, una vida de mierda”

  1. Sanz Irles febrero 2, 2014 a 4:56 pm #

    Es curioso: lo que cuentas de este libro, de su capacidad para tenerte atado a la lectura, es lo que cuento en la última entrada de mi blog sobre las memorias de otro ruso, este del XIX.
    Te tomo la palabra. Habrá que leerlo y lo leeré. Ya te diré cómo lo he visto.

    Me gusta

    • luisoj febrero 3, 2014 a 10:15 am #

      Debe haber grandes diferencias entre un ruso y una Rusia del XIX con respecto al XX, mediada la revolución. Pero siempre he oído decir que los rusos dejaron de ponerle velas al zar para ponérselas a Lenin, como en todas partes. Sin embargo, un personaje como Limónov no pudo darse con los zares. Creo que nuestro protagonista es producto de la decadencia de un país que siempre ha vivido a espaldas de occidente.

      Me gusta

Trackbacks/Pingbacks

  1. ¡Al rico exceso, oiga! Fresquito y barato. « Lapsus calami – un blog de Sanz Irles - agosto 18, 2014

    […] puso sobre aviso, hace ya tiempo, el blog de Luis Ordóñez, y acabo de leer el libro: […]

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: