Sixto Rodriguez sin tilde

16 Oct

SUGARMAN

La historia del músico Sixto Rodríguez podría formar parte de Vidas minúsculas de Pierre Michon. Sugar man, alias con el que se le conoce, es el protagonista de esta película mínima que indaga sobre su existencia después de que, en los setenta, publicase dos discos que pasaron desapercibidos en USA pero que se convirtieron, durante la última etapa del apartheid, en talismanes emocionales de los jóvenes sudafricanos.Searching for Sugar man ha sido premiada con muchos galardones internacionales e incluso con un oscar al mejor documental. Está dirigida por el sueco Malik Bendjelloul, es una película sencilla y narrativamente muy eficaz, pues se adentra en la vida y en la búsqueda de Rodríguez al que se tiene por desaparecido. Las leyendas urbanas sostenían que se había quemado a lo bonzo en un escenario o que se había suicidado con un tiro. Lo que realmente pasó fue que al ver que sus discos no funcionaban en el agresivo mercado de la música popular, copado entonces por Dylan y sus adláteres, se retiró de los conciertos, la composición y, en definitiva, de la música. Seguidamente formó una familia y se dedicó a la construcción en Detroit, ciudad en la que todavía vive.

F3327863

Rodríguez en un fotograma de la película.

Lo mejor del film es que su lenguaje es puramente documental y nos atrae como si fuera la ficción más intensa y entretenida. Hace años que los documentales ocupan las pantallas de los cines, son miles los que nos han impresionado pues su visionado es fácil de asimilar, por poco acostumbrado que esté el espectador a verlos. En mi opinión los mejores son los que plantean una quest, o sea una búsqueda del personaje que se documenta con datos, declaraciones y recuerdos de los que le conocieron. Según creo, la primera quest se dio en literatura de la mano del escritor británico A. J. A. Symons en su eficaz rastreo de la vida del barón Corvo: The quest for Corvo. Con este libro se inició el género que tantos buenos resultados ha dado en la escritura y en el cine. 

Esta película es ante todo una lección de humildad, especialmente para los que triunfan en el star system de la música, el cine o el espectáculo. La manera en que Rodríguez retoma su carrera musical, tras treinta años de silencio, es un ejemplo de integridad que demuestra que el hecho de que las cosas cambien, económica o emocionalmente, no es motivo suficiente para que cambien las personas. Sixto Rodríguez, de ascendencia mexicana, sigue viviendo en la misma casa desde los setenta, no se rodea de lujos innecesarios, hasta hace dos años no tuvo móvil y ahora lo lleva por imposición de sus hijas. Él mismo dice que en la vida sólo hay tres necesidades básicas: comida, ropa y cobijo. Una vez que lo consigues, todo lo demás es “una capa de adorno”. Por cierto, las canciones de Rodríguez son muy buenas, no tienen ninguna capa de adorno y en las portadas de los discos su apellido español carece de tilde. Algunos de sus temas podéis oírlos en: http://sugarman.org/

Anuncios

5 comentarios to “Sixto Rodriguez sin tilde”

  1. javier dominguez octubre 17, 2013 a 12:19 pm #

    En efecto Luis, el amigo Sixto Rodriguez no triunfo cuando estaba en plenitud de facultades, allá por los 70, porque no tenía ningún lobby que lo apoyase ya que ni era afroamericano (negro), ni era blanco, ni judío, era de origen mexicano y toda la critica especializada lo machacó ó lo que es peor lo ignoró, por lo que entró en depresión y abandonó la música a pesar de que podía haber competido al mismo nivel con las estrellas del momento como Bob Dylan, Bill Withers, etc.; ahora ha regresado al business a raiz del buen documental que citas pero no es ni la sombra de lo que pudo haber sido pues aparte de estar casi ciego tiene mermadas sus facultades vocales y de movilidad. Una lástima porque a buen seguro hemos perdido en este camino musical a una estrella, sin embargo los dos discos oficiales que sacó en su momento los conservamos como oro en paño COLD FACT 1970 y COMING FROM REALITY 1971. Saludos. Javier D.

    Me gusta

    • luisoj octubre 17, 2013 a 12:48 pm #

      Muy bueno tu comentario, muchas gracias Javier, lo suscribo todo.
      La música está llena de injusticias, fiel reflejo del mundo en el que vivimos..

      Me gusta

  2. Antonio Villalobos octubre 17, 2013 a 10:35 pm #

    Comparto el comentario de Luis sobre la humildad y sencillez con que se comporta el tío en todo momento, es alucinante; como alucinante es también el capricho con que nos trata la Fortuna.

    Me gusta

  3. Rafael. abril 23, 2016 a 10:19 am #

    Bueno….la noche del 22 de abril del corriente año son una de esas noches que sin esperarlo te emociona ,de manera ya casi olvidada,y te reencuentras con filosofías y ambientes musicales ya vividos.Son de esas historias tan bien narradas,tan bien documentadas,y sobre todo con un personaje tan misterioso y tan desconocido para mi,no lo había escuchado JAMAS,y todo me era familiar,todo era de una época que conocía y no conocía a SIXTO.Emocionante la vuelta a Sudáfrica.A cuantos artistas ha dejado sepultado la historia?

    Me gusta

    • luisoj abril 23, 2016 a 12:29 pm #

      La historia sepultará a todos, sin duda. Pero el caso de la recuperación de Sixto está cargado de justicia poética y de reconocimiento por los artistas olvidados. Lo que dices sobre el encuentro con lo vivido suele surgir cuando nos enfrentamos a las culturas experienciales, aquellas que de una forma u otra son sustancia de nosotros mismos

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: