Otras caras de Londres

31 Jul

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Escultura que representa a una lectora en Victoria & Albert Museum.

Hubo un tiempo en que conocía Londres mejor que la ciudad donde vivía, y estaba más cómodo allí que en cualquier otro lugar del mundo. En este reciente encuentro descubro nuevos territorios y vuelvo a respirar el ambiente british un tanto deteriorado. Después de tres años de que estuviese de moda y fuera fotografiada por todos los medios más importantes del mundo, la calle Marylebone y sus aledaños conservan el cosmopolitismo trendy que entonces la prestigió.

Cuando los socialistas gobernaron en España durante la década de los ochenta y el Ministro de Cultura era Javier Solana -esa lumbrera inextinguible-, se les ocurrió la feliz idea de poner gratis la entrada a los museos nacionales. Más tarde se olvidaron de lo dicho y volvieron a imponer el pago a los ciudadanos para visitar los centros de arte de propiedad pública. O sea, volvimos a la norma que impone pagar dos veces por la misma cosa. Argumentaron, entonces, que Europa les exigía este pago y que, por tanto, el cambio a peor era incontrovertible. Y hasta ahora, pues todos tenemos que apoquinar para ver las colecciones que se compraron y se conservan en España gracias al dinero de todos. Sin embargo, en Inglaterra las entradas son gratis a las colecciones públicas. Como por ejemplo, The Wallace Collection, la más extensa e importante que jamás ha reunido una sola familia, pues puede que supere a la colección de la Casa de Alba. Tras ser comprada por el estado, The Wallace es Museo Nacional, y como ellos mismos dicen: “Un tesoro internacional”. Y realmente, así es. Pues en este palacio atesoran pinturas, mobiliario, ajuares domésticos y joyas, armas y armaduras, esculturas… de muchas épocas y países.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Salas expositivas de The Wallace Collection en Spanish Place.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Sala dedicada a Canaleto en The Wallace Collection.

Los Rembrandt son buenos y de, entre ellos, el mejor es el retrato de Titus, hijo del artista.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Retrato de su hijo Titus, Rembrandt.

Watteau, Rubens, Gainsborough, Fragonard, Boucher, y decenas de pintores que se encuentran en todos los manuales de Historia del Arte, componen el elenco de pintores cuyas obras aquí se exhiben.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Un fragonard de evidente pompierismo.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Retrato de Jean Baptista Greuze,

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Desenfocada Mujer con abanico, Velázquez.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

En esta plaza está el edificio que alberga The Wallace Collection.

Saliendo del palacio donde se exhibe The Wallace Collection, situado en Spanish Place, comienza el recorrido por Marylebone High Street, pues dista sólo una manzana. Lo primero que se encuentra es la tienda The Monocle, que viene a ser la representación en tres dimensiones de la revista del mismo nombre. Allí se pueden comprar pequeños objetos de buen gusto, libros especializados y algo de moda, todo en un especial batiburrillo para los más modernos. The Monocle comenzó a publicarse a rebufo de otra prestigiosa revista: Wallpaper. Las dos son finos indicadores de lo más trendy -no confundir con el consumismo de firmas de lujo-. Y podríamos denominarlas como cool hunters sobre papel, pues cumplen similar función. La señora que espera un taxi sentada en la puerta es, quizá, la imagen menos adecuada de las que quiere proyectar The Monocle; bajo ese evidente principio de contradicción ha sido inevitable colgarla en este post.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Espardenyes balearicas de Castañer. Son más baratas en España.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

The Monocle tiene su propia emisora de radio, prestadles oído.
El diseño del aparatito rezuma un aire de retrofuturismo.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERAMás adelante está la tienda de muebles Skandium, donde todos los muebles y piezas decorativas están firmadas por los mejores diseñadores del siglo XX: del matrimonio Eames a Saarinen.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Los más prestigiosos diseños de sillas del siglo XX en miniatura.

Y al lado de los muebles, Daunt Books. Se puede pasar un buen rato allí, pues es la típica librería inglesa que, tiempo ha, podría hallarse en Charing Cross. A pesar de estar especializada en libros de viajes, me quedé fascinado con uno de Martin Hammer: Francis Bacon and Nazi Propaganda ¿No os parece suficientemente sugestivo su título y la posibilidad de su lectura? ¿Para cuándo su edición en español? Al tropezar con este tipo de libros se despierta en mi interior el editor frustrado. Lo encontré rebuscando en la única estantería dedicada a los libros de arte de toda la librería, y allí también me fijé en los cuentos de los hermanos Grimm ilustrados por Hockney, nada menos. Una joya editorial, casi un libro de artista sin el casi.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERAHabía unas ediciones que me hicieron pensar de donde provenía la inspiración de las cubiertas de la editorial sevillana Renacimiento y otras que utilizan parecidos estampados.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Atentos a la novela que presidía el escaparate de Daunt Books: Stoner de Vintage Williams, recomendada encarecidamente Ian McEwan.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Antes, hace apenas dos décadas, comer pescado en Londres era hacerlo en un país donde históricamente no se comía pescado. La cosa ha sido así durante muchos años pero ya ha cambiado, pues entonces sólo se podían comer los grasientos fish and chips envueltos en papel de periódico -The Sun- y, los pudientes, langosta termidor y salmón escocés. Ahora el  pescado ya está en las cartas de los restaurantes de la ciudad con más normalidad. Os recomiendo entrar en el FishWorks Seafood Café, que además de comer se puede comprar pescado como en una pescadería. Se come muy bien.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Fuera de Marylebone High St, en otro extremo de la ciudad, al lado de Harrods, está la embajada de Ecuador donde vive asilado Julian Assange. Frente a ella, aún hay grupos de apoyo que están convencidos de que Assange es el mensajero y no el mensaje. Este día estaban Women Against Rape (Mujeres contra las violaciones), y ellas dicen: “When Julian Assange was first arrested, we were struck by the unusual zeal with which he was being pursued for rape allegations. It seems ever clear now, that the allegations against him are smokescreen behind which a number of governments are trying to clamp down on WikiLeaks for having audaciously revealed to the public their secret planning of wars and occupations with their attendant rape, murder and destruction“. “[…] but the pursuit of Assange is political”.

Esta es la traducción que ha hecho con precisión  Miguel García Vázquez: “Cuando Julian Assange fue arrestado por primera vez, nos llamó la atención el celo inusual con el que estaba siendo perseguido por acusaciones de violación. Parece bastante claro ahora, que las acusaciones contra él son una cortina de  humo detrás de la cual varios gobiernos están tratando de reprimir a WikiLeaks por haber revelado audazmente al público su planificación secreta de guerras y ocupaciones con su secuela de  violaciones, asesinatos y destrucción “. “[…] la persecución de Assange es política.”

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERAPor cambiar de tema. Cogí el tube y me encontré con estos murales de Eduardo Paolozzi en la estación de Tottenham Court Road, que llevan 30 años decorando el metro más antiguo y lúgubre del globo. Por cierto que Paolozzi es autor de la portada del LP Space Oddity de Bowie cuyo original puede verse en la exposición de Victoria & Albert Museum. Todo está en todo. Según sostiene Will Gompertz en su best-seller ¿Qué estás mirando?, Paolozzi fue el primer artista pop de la historia, pues sus collages realizados con imágenes de la cultura de masas se remontan a los años cuarenta, dos décadas antes de que los artistas ingleses y norteamericanos comenzaran a realizar sus obras más abiertamente pop.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Bajar al metro en Londres puede ser una forma de enterarse de que ha salido el segundo disco en solitario de David Lynch: The big dream.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Carmen Miranda de Joana Vasconcelos 2008. Escaparate de Selfridges.

Anuncios

4 comentarios to “Otras caras de Londres”

  1. Yolanda Ochando agosto 1, 2013 a 12:43 pm #

    Veo que has disfrutado mucho en la CIUDAD de las CIUDADES

    Me gusta

  2. Miguel García Vázquez agosto 1, 2013 a 5:52 pm #

    ¡Magnífico recorrido Luis! Gracias. Comparto.

    Me gusta

    • luisoj agosto 2, 2013 a 11:36 am #

      Compartiremos algún día un viaje a Londres? Tu eres también muy británico.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: