Bowie is…

24 Jun

 

20150128_174725Tras la Segunda Guerra mundial, el Reino Unido salía de su postración y afrontaba una nueva etapa de su historia. Los suburbios – urbanismo específico de Londres convertido en fenómeno mundial- habían surgido alrededor de la ciudad; se estima que fueron 600.000 las viviendas que se construyeron bajo este nuevo diseño urbanístico. A la par, se restauraban miles de edificios destruidos por las fuerzas aéreas del Tercer Reich, y las calles de las ciudades inglesas recuperaban su aspecto. La guerra había terminado. El racionamiento de comida y primeras necesidades tocaba a su fin, se abrían prometedoras expectativas de cambio que vaticinaban una nueva situación política y social. Este necesario optimismo fue el agente provocador de una imponente cifra de nacimientos, los cuales llegaron a 500.000 en 1947.

David Jones -David Bowie- fue uno de esos miles de baby boom. Su casa familiar era de aquellas suburbiales que expandieron varios kilómetros el casco urbano de Londres. Desde pequeño deseó ser artista, músico o lo que fuera. Su primer trabajo lo consiguió en una empresa de publicidad, allí aprendió el valor y la necesidad del mensaje y la imagen. Más de sesenta años después, todos sabemos quién es aquel niño de posguerra que apenas salía a la calle y se encerraba en su cuarto para dibujar, leer y tocar la guitarra. Bowie es en la actualidad el mejor y más prolífico representante de la cultura pop que ha dado Inglaterra.

Como creador de imágenes y músico de éxito ha liderado un movimiento epigonal trascendido a otros artistas y a millones de seguidores. Su obra musical, la más influyente después de The Beatles, es reconocible a la primera escucha y sus copias se encuentran por millones en los hogares de todos los continentes. La mayoría de sus fans nunca le hemos abandonado y seguimos pendientes de cada nueva entrega artística. Bowie is… inagotable en todos los sentidos y, a la postre, un artista extremo. Al igual que decía André Gide sobre sí mismo, a Bowie los extremos le tocan.

Por primera vez el Victoria & Albert Museum de Londres homenajea, con el patronazgo de Gucci entre otros, a un artista de la música pop con una extensa exposición dedicada a toda su carrera bajo el título David Bowie is... Es admirable su visión de futuro y su capacidad archivística, pues todo el material expuesto le pertenece. Aun no he tenido la oportunidad de visitarla, ya falta menos, pero por fortuna he conseguido el catálogo. La edición de David Bowie is… -con su gráfica tan del gusto británico- saca a la luz centenares de imágenes inéditas de conciertos y sesiones fotográficas, del vestuario de sus giras, instrumentos, vídeos, películas, dibujos, pinturas, portadas de discos, manuscritos de letras de canciones, story boards, objetos…, acompañados de certeros y jugosos textos sobre la innegable influencia a la que nos tiene sometidos.

Pueden contarse por cientos las canciones de Bowie que forman parte del equipaje cultural de la humanidad, y su imagen en constante metamorfosis ha inspirado categóricamente a artistas, diseñadores y estilistas que no han podido sustraerse a su desbordante imaginación y torrencial influjo. Sus apariciones en el cine son inolvidables y sus papeles en obras teatrales nunca han pasado desapercibidos. No ha habido nada en él que podamos calificar de acto gratuito. Puede sonar exagerado, pero no inadecuado, decir que Bowie is… único y también is… todos nosotros, los que le hemos seguido. 

Anuncios

4 comentarios to “Bowie is…”

  1. javier dominguez junio 27, 2013 a 10:58 am #

    Claro que sí Luis, los que amamos la música y las bellas artes en general, somos parte de Bowie y él es parte de nosotros. ARTISTA con mayúsculas en todas las disciplinas a las que se acercó. Javier D.

    Me gusta

    • Luis julio 1, 2013 a 11:33 am #

      A veces pienso qué habría oído de no haber conocido a Bowie con 15 años. Qué habría sido sin haber oído miles de veces Ziggy Stardust, sin haber visto sus fotografías, sin haber leído sus letras, etc. En fin, Javier, Bowie is……………..

      Me gusta

  2. Miguel García Vázquez junio 28, 2013 a 10:53 am #

    Me gusta

  3. Luis julio 1, 2013 a 11:42 am #

    Es increíble la imagen que siempre ha proyectado. Para nada fue inadecuado poner una imagen suya en mi conferencia El universo fragmentado. Estuve a punto de quitarla en los ensayos por miedo a que no se entendiera. Pero, Miguel, quién no sucumbe a ese primer plano de Aladinne Sane con los ojos cerrados.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: